El smartphone gana terreno en consultas y gestiones bancarias

La realidad actual en comunicaciones personales pasa, sin duda alguna, por el smartphone. Cada vez se utilizan más para las operaciones y gestiones diarias, sobre todo gracias a la cantidad de apps disponibles (tanto gratuitas como de pago), y en el terreno de la banca y la gestión financiera cada vez son más los clientes que lo utilizan en su gestión diaria.

De hecho, un estudio de Laboral Kutxa revela que casi la mitad de sus clientes han hecho alguna gestión a través del smartphone. Esto es un dato muy revelador de cómo se va a configurar el futuro inmediato de la banca, y también de la banca online, pues habrá de adaptarse a los formatos móviles (cosa que no todos consiguen).

La banca online, el uso de las tarjetas de crédito en Internet y ahora, la posibilidad de hacer traspasos, comprar y vender en bolsa o hacer transferencias a través del smartphone son pasos hacia delante en cuanto a la relación entre cliente y entidad bancaria. De hecho, muchos pensamos que lo lógico es realizar la mayoría de las operaciones habituales, rutinarias o periódicas y no ir hasta la oficina física, hacer cola y rellenar papeles.

En números, y siempre pensando que hablamos de un estudio de la Kutxa (sobre encuestas a 21.000 clientes):

  • El 50% de los encuestados conoce la Banca Online.
  • El 30% acceden regularmente a sus cuentas a través del móvil y lo utilizan tanto para consultas como para transacciones financieras.
  • Casi el 20% de los usuarios gestiona recibos y operaciones en bolsa a través de la Banca Online.
  • Un 10% usan el servicio Hal Cash (envío de dinero a través de SMS).

Me parecen datos alentadores porque se está superando, en buena medida, ese miedo irracional a las operaciones financieras a través de la red. Y por operaciones financieras también me refiero al uso de la tarjeta de crédito, que mucha gente no termina de asumir con naturalidad. La seguridad en las comunicaciones móviles puede llegar a ser muy alta, aunque podamos haber leído que los virus para smartphone son más cada vez.

En realidad, quien quiera robarnos información privada del tipo que sea, probablemente lo consiga de un modo u otro. Lo que yo tengo muy claro es que no es menos seguro el smartphone o la transacción electrónica que confiar nuestra tarjeta física a un desconocido que desaparece de nuestra vista. Curiosamente, es más fácil que nos roben así que de la otra forma.

Foto | Jason A. Howie

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies