Los eternos vuelos intercontinentales de larga duración no tienen porque ser un cúmulo de Jet Lag y cansancio. Si viajas en uno de estos aviones-Hotel disfrutarías mucho de tu vuelo y seguramente te olvidarías del Jet Lag

El avión comercial más grande del mundo es el Airbus 380, que cubre la ruta Barcelona-Dubái. No solo por el tamaño llama la atención este navío del cielo, sino que su business class es de las más distinguidas por su gran lujo. El avión cuenta con 2 pisos. En el de arriba hay 90 plazas de business y primera clase con acceso a ducha, spa y una barra de bar luminosa abierta durante todo el trayecto. En el piso de abajo hay 427 plazas de la categoría mas económica.

qwre

El príncipe de Arabia Saudita Al-Waleed Bin Talal tiene uno privado, siendo el Jet privado más grande y caro del mundo. Incluyendo los servicios personalizados como sauna, sala de conciertos, de reuniones y su clásico trono, así como unos 20 Kgs de oro distribuido por todos los detalles del avión, le ha costado al príncipe unos 500 Millones de Dólares. Además por si no fuera suficiente tiene también un Boeing 747, que es el siguiente en la escala de los aviones más grandes del mundo.

No puede faltar el Air Force One por ser uno de los más conocidos. Desde 1990 los Presidentes de los EEUU viajan en él. Tiene sala de juntas insonorizada para conversaciones de alto secreto y el exclusivo despacho del presidente.También tiene un quirófano con un médico siempre a bordo. Además el centro de comunicaciónes puede ser usado como centro de comando en caso de ataque a los EEUU. Aunque no todo se sabe sobre el Air Force One porque hay información que es clasificada y no se conoce.

dfg

El avión privado de Donald Trump también es conocido por su lujo. Se lo compró en el 2011 a Paul Allen, el co-fundador de Microsoft. Tiene multitud de detalles en oro de 24K, habitación privada, así como zonas de confort y audiovisuales para los invitados.

gdf

Pero esto de volar en algo grande y lujoso no viene de ahora. A principios del SXX se dió la fiebre de los Dirigibles, o Zeppelines. Eran gigantescos y muy lujosos. El punto de inflexión fue el accidente de la aeronave más grande jamás construida, el dirigible Hindenburg. Era igual de grande que 3 boeing 747 juntos. Los accidentes previos en Inglaterra no asustaron a los Alemanes, que incluso construyeron una sala de Fumadores en el Hindenburg, pero casi como ocurrió con el Titanic, el ansia de demostrar el poderío hizo que su dirigible estrella protagonizara uno de los accidentes más graves de la aviación el 6 de Mayo del 1937. Tras el accidente se dejaron de fabricar y utilizar los dirigibles.