Darwin, los móviles y Firefox

No sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta. En esta frase se resume a grandes rasgos la teoría de la evolución de Charles Darwin. Algo que deberían haber tenido en cuenta muchos gigantes que parecían destinados a reinar eternamente y que fueron derrotados por competidores de menor tamaño pero mucho más avispados. ¿Quién se acuerda ya de MySpace, Altavista o el Messenger? El ecosistema tecnológico evoluciona tan rápido que ya nadie duda que alguien destronará a Whatsapp, por ejemplo. Tan solo se discute quién lo hará.

En el mundo de los smartphones, hasta ahora las cosas parecían claramente establecidas: Apple cubría el nicho de usuarios exigentes, con poder adquisitivo y marquistas; los geeks, los adictos a Google y los más prácticos optan por Android; otros usan Windows Phone porque les siguen encantando los Nokia; y por último están el caso Xiaomi y otras minorías (al menos en nuestro país). Pues bien, parece que pronto habrá que añadir un nuevo factor a esta ecuación.

Mozilla -sí, los de Firefox, el navegador de internet- planea lanzar al mercado smartphones con su propio sistema operativo. Ellos ponen el software y el fabricante chino Spreadtrum pondrá el hardware. Y atención, uno de los operadores que parece apoyar este lanzamiento es Telefónica. El aparato en cuestión “tiene como objetivo romper la barrera de los 50 dólares”, según un directivo de Mozilla. Y en algunas webs ya hablan de modelos que costarán 25 dólares, menos de 18 euros. Y si bien no podrán competir con las maravillas que las grandes marcas lanzan al mercado continuamente, sus especificaciones no están nada mal: conectividad 2G con capacidad de conectarse a través de wifi, pantalla de unas 3 pulgadas, 2 Gb de memoria y un procesador de 1GHz.

¿Qué se podrá hacer con un smartphone Mozilla? Navegar por internet, usar el correo electrónico y un número aún sin definir de aplicaciones sencillas pero que prometen cubrir las necesidades básicas de cualquier usuario medio. Eso sí, nada de Whatsapp, de momento. Y seguramente habrá que esperar un tiempo hasta que su “app store” incluya todos los títulos que estamos acostumbrados a encontrar en los otros sistemas operativos. Pero en cualquier caso, el simpático zorrito marrón que se atrevió a plantar cara a Google Chrome y a Bing se podrá empezar a ver en teléfonos, tabletas e incluso televisores, ya que Panasonic fabricará televisores inteligentes con el Firefox OS.

Hay que recordar que Mozilla no es una empresa sino una fundación, y por tanto no tiene como principal objetivo el ánimo de lucro. Eso es uno de los factores que han motivado que su penetración se dirija en primer lugar a países en desarrollo, como algunos de Latinoamérica. Ahora bien, dado el prestigio y el éxito que Mozilla ha conseguido con su navegador, es de suponer que consiga llegar a usuarios de todo el mundo que decidan adoptar un nuevo concepto de smartphone basado en la sencillez, la accesibilidad, la configuración individual para cada usuario y un especial énfasis en la privacidad. Conceptos que suenan mucho últimamente y que los grandes fabricantes parecen haber descuidado en mayor o menor medida. Si Darwin levantase la cabeza, sin duda sacaría la libreta y se dispondría a observar la lucha que se avecina por hacerse un hueco en el ecosistema móvil y que ahora cuenta con una nueva especie. ¿Quién sabrá adaptarse mejor?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de las mismas. Más información ACEPTAR

Aviso de cookies