¿Te has parado a pensar que en la mayoría de las redes sociales más populares nunca ves un desnudo, fotos extrañas o de mal gusto? Aparte de que probablemente tengas una red de amigos y contactos con buen gusto, muy serios y educados, las políticas de privacidad también hacen su trabajo en la censura de contenidos que las redes sociales consideran inapropiados. A veces aciertan, pero no siempre.

Recientemente ha habido cierto revuelo en las redes por la censura en Instagram. La artista paquistaní Rupi Kaur, que vive en Toronto, publicó una foto en Instagram en la que se muestra tumbada en la cama con ropa, pero se puede apreciar una pequeña mancha de menstruación, algo nada alarmante. La artista pretendía desmitificar la menstruación y la foto realmente no es tan escandalosa. De hecho Rupi había colgado una serie de imágenes tituladas ¨Period¨ en la otra red social de imágenes Tumblr sin ningún problema, sin embargo Instagram la eliminó, lo que nos hace observar que las restricciones no son las mismas para todas las redes.

No es la primera vez que Instagram censura fotos, otro caso conocido fue en el que cerró una cuenta a una usuaria que colgó una imagen en la que amamantaba a su hijo, así como muchos otros casos menos conocidos.

La red social Facebook también tiene una estricta política de normas comunitarias que garantizan que no veas contenido de mal gusto, inapropiado o dañino. Dentro de estas normas podemos encontrar las prohibiciones de contenidos sobre desnudos, acoso, promoción del terrorismo, vulneración de los derechos de autor o incitaciones al odio. Imagina lo complicado que puede ser para una red con casi 1.400 Millones de usuarios tener que discernir entre la libertad de expresión o las publicaciones que la compañía considera inapropiadas u ofensivas. Facebook también ha censurado contenidos por falta de comprensión. Uno de los ejemplos más claros es el de un museo parisino cuya página fue inhabilitada por colgar una obra en la que se veían los pechos de una mujer.

Si Facebook ha borrado alguna vez alguna de tus fotos, puede tener que ver con su política de desnudos, en la que no pueden aparecer nalgas en su totalidad al descubierto, ni pechos femeninos que muestren el pezón, como ocurre también en Instagram.

Otro de los aspectos principales es el llamado ¨cyberbulling¨ o acoso. Las imagenes o publicaciones que atenten contra la integridad de un individuo o le avergüencen deliberadamente están totalmente prohibidos. Enviar múltiples solicitudes de amistad o mensajes a personas que no quieren recibirlos también es considerado acoso. Por la que estas restricciones no hay que verlas en su totalidad como algo perjudicial, si bien en algunos casos puede ser excesiva.

La otra forma de censura que aplican las redes sociales es la que solicitan los gobiernos, que también quieren controlar lo que circula por las redes. Sea como fuere, aunque en ocasiones se puedan equivocar, ciertos controles redundan en el beneficio de los usuarios, sobre todo en el caso de los acosadores y de las malas prácticas en las redes, ¿Te parece excesivo este control?