En los últimos meses han aparecido en el mercado las llamadas "ofertas convergentes" que integran los servicios de telefonía móvil, fijo, adsl y en algunos casos televisión por cable, ofertas que han creando un nuevo "campo de juego" en el sector de las telecomunicaciones.

A primera vista pueden parecer ofertas muy interesantes pero, ¿cuáles son los trucos y los beneficios reales de estas ofertas para los clientes?

Parece que la convergencia ha supuesto a las operadoras que la han llevado a cabo, aplicar importantes descuentos en sus tarifas y servicios, pero esto no es siempre cierto. El consumo medio de los clientes, por lo general, no suele ser muy elevado en ninguno de los servicios (móvil, fijo o adsl), y en especial ahora con el auge de la telefonía e internet móvil, ya que en muchos casos los clientes no utilizan ni necesitan el fijo o adsl en sus casas. Aun así, las ofertas convergentes ofrecen y cobran por servicios que gran parte de los usuarios apenas utilizan y es así como, a pesar de reducir sus precios en comparación con el precio de cada servicio por separado, las operadoras siguen ganando dinero y aumentando su ingreso total por cliente.

Actualmente se está produciendo un cambio en el paradigma o modelo de contratación. Desde hace poco, las ofertas convergentes están incentivando  la contratación con un único proveedor y hoy en día quienes contratan este tipo de servicios, son familias o todos los miembros de un hogar, reduciendo así el portfolio de proveedores, que hasta ahora podían ser entre tres o cuatro, dependiendo de los servicios en cuestión.

Además, las cuotas fijas mensuales de los servicios convergentes suelen tener precios elevados que se cobran de forma independiente del uso que se haga de los servicios. En mi opinión, la vida de una persona y mucho menos de una familia, no es plana y por lo tanto, el consumo de los servicios de comunicaciones, tampoco debería de serlo.

dinero convergencia

El mayor inconveniente que nos encontramos, se encuentra en el momento en que el cliente quiere cambiarse de compañía. Aquí es donde surgen las verdaderas complicaciones operativas y las penalizaciones. Habitualmente estas ofertas tienen unas cláusulas que obligan a pagar altas penalizaciones consideradas abusivas por parte de asociaciones de consumidores. De hecho, tanto Movistar como Vodafone ya han sido denunciadas por este motivo. En cuanto a las complicaciones operativas, un cliente que decida marcharse de su compañía lo tendrá más difícil debido a que, al tener todos los servicios en una misma compañía, al irse tendrá que contratarlos todos por separado (móvil, fijo y ADSL). Este hecho se complica aún más si tenemos en cuenta que un hogar puede estar constituido por varias personas con diferentes periodos de permanencia en la compañía.

Pero también es justo señalar los beneficios de la convergencia, como la ventaja de recibir una sólo factura de un único proveedor y, para aquellos consumidores que realizan un uso elevado de los cuatro servicios (móvil, fijo, adsl y TV), algo que no ocurre en muchos casos, estas ofertas pueden resultar económica en comparación con la contratación individual de cada servicio, consiguiendo así reducir sus facturas.

En alguna ocasión, he catalogado a las prácticas del sector de las telecomunicaciones como el "marketing de la confusión". Creo que estamos, de nuevo, ante un movimiento que pretende confundir al consumidor y establecer, en torno al mismo, un nuevo intento de coartar su libertad. Es poco probable que un solo proveedor sea capaz de liderar en precio o en calidad, sectores tan diferentes como el de voz, datos, televisión, fijo, móvil, etc. Sin embargo, si el cliente ha contratado un paquete que abarca todos los servicios, se verá obligado a ver la TV que le guste a otros y a hacer obras en casa si quiere cambiar de operador de fijo, que retirará su cable si el usuario se da de baja, o a pagar precios desorbitados en su móvil si sobrepasa, por cualquier circunstancia, el "cupo" que le ha metido en el paquete el operador.

Del mismo modo que muy pocos aparatos "multifunción" han sido realmente útiles porque normalmente una de las funciones se acaba estropeando o quedando obsoleta, algo similar puede ocurrir con estos paquetes convergentes. Mi consejo, desde luego, es no caer en la trampa de la perdida de libertad y buscar para cada servicio el mejor (en precio y calidad) especialista.

¿Van a estar todos los operadores obligados a ofrecer servicios convergentes?

El tiempo lo dirá. Es cierto que los operadores más grandes tienen la capacidad de crear nuevas tendencias de consumo y que gracias a su gran portfolio de clientes, les es más fácil vender un nuevo producto como este. Sin embargo, las ofertas convergentes han triunfado en muy pocos países fuera de España. Esto puede deberse, probablemente, a que los consumidores consideran que recibir una única factura no es una ventaja significativa y prefieren elegir la mejor oferta de aquellos servicios que realmente necesitan. Además, la tendencia de los consumidores a no atarse a ninguna compañía durante un periodo significativo, está creciendo. Los usuarios refieren disfrutar de la libertad de poder elegir en cualquier momento el proveedor que más ventajas le ofrece. Esta es la línea en la que trabajamos en MÁSMÓVIL. Nosotros no obligamos a nadie a permanecer en la compañía con permanencias ni con multas, sino que les damos la libertad de escoger cuando marcharse, sin poner obstáculos en el camino.

Meinrad Spenger, CEO y Co Fundador de MÁSMÓVIL

En Expansión | Movistar Fusión empuja las fusiones 

El Confidencial | Foto tarjetas SIM