Hay que confesarlo: a veces no podemos vivir sin echar un vistazo al smartphone. Y seguro que sabemos de alguien cercano que está "enganchado" totalmente, que no deja de comprobar sus mensajes, su estado en las redes sociales, de comentar esto o aquello, de revisar el email y contestar hilos... aunque esté de vacaciones, de fin de semana o tomando un aperitivo en una terracita del centro.

Esto es, sin lugar a dudas, una adicción, y se hace más grande cuanto más aceptemos este nuevo estado de conectividad total y continuada, mientras asumamos que el trabajo está a un solo click de distancia, en cualquier momento y en cualquier lugar. La ubicuidad que nos permite la tecnología ha traspasado las fronteras de lo razonable y ahora mismo devora nuestro tiempo libre, nuestro tiempo de ocio y hace que peligrar incluso nuestra salud. Y la relación con los nuestros.

¿Cómo podemos liberarnos de estos grilletes?

Existe un libro que puede ser una suerte de tabla de salvación para todos aquellos profesionales que no son capaces de dejar su smartphone ni a sol ni a sombra. Esos mismos que duermen con el dispositivo, que están al tanto de todo una hora después de haberse acostado y que empiezan a conectarse una hora antes de levantarse. Los adictos, sí.

'Sleeping With Your Smartphone' viene a revelar la verdad sobre esta adicción. Pero a la vez, proporciona un curioso método para "salir", para no caer en la dependencia total de ese pequeño dispositivo móvil que tanto nos ha cambiado la vida. El momento de desconexión predecible, predictable time off, es el concepto esencial.

En un experimento muy interesante, la profesora Leslie Perlow puso de acuerdo a un equipo de colaboradores para "desconectarse" de sus smartphone a ciertas horas y un determinado número de veces a la semana. El resultado de este experimento, a lo largo del tiempo, fue el de comprobar un notorio aumento en la productividad individual y del grupo. Algo sorprendente,... ¿o no?

Sorprendentes son algunas de las conclusiones que salen de esos experimentos, a saber, de entre todos los participantes:

  • un 51% (contra el 27% antes) se encontraban motivados para empezar a trabajar por las mañanas
  • un 72% (contra el 49% antes) estaban satisfechos con su trabajo
  • un 54% (contra el 38% antes) estaban satisfechos con el balance entre el trabajo y la vida personal

Estas y muchas otras conclusiones se pueden extraer de la lectura de Sleeping With Your Smartphone, un recomendable libro que nos abrirá los ojos y nos dará las claves para dejar de depender de los dispositivos móviles y esa falsa sensación de urgencia (o esa real sensación de ansiedad que sentimos cuando nos falla la cobertura o nos olvidamos el móvil). Vale la pena plantearse el porqué de la conectividad contínua y las razones que nos aconsejan vivir nuestro tiempo de ocio como tal.

Vía | Harvard Working Knowledge

Fotos | Ed Yourdon