Es evidente que compartir los gastos de aparcamiento, gasolina y peajes resulta más económico que asumirlos uno solo. Gracias a Internet, es posible conocer a otras personas interesadas en tu mismo recorrido o dispuestas a prestarte su coche durante unas horas. Además de ahorrar, esto te permite conocer gente nueva y, de paso, contaminar un poco menos. Lo llaman carsharing y es un fenómeno creciente en España.

Estas son las cinco plataformas principales disponibles en España?

BlaBlacar

BlaBlaCar permite ver la foto del conductor, los comentarios de personas que le acompañaron en el pasado, una descripción del vehículo, del recorrido e, incluso, de si el conductor está dispuesto a desviarse un poco y dejarte más cerca de tu destino. Un viaje de Madrid a Bilbao hoy 1 de noviembre contaba, hace apenas dos días, con en torno a una veintena de conductores dispuestos a ocupar los sitios vacantes de su coche, por alrededor de 20 euros.

Social Car

¿Cuántas horas al día se usa un coche? Social Car es una plataforma donde se pueden alquilar vehículos a otros particulares durante las horas o los días en los que fuera a estar parado. "Liberas tu coche cuando no lo utilizas, rentabilizas el tiempo ganando dinero y te despreocupas del resto", proponen. Los propietarios de los vehículos ceden su coche al equipo de Social Car, con total libertad para decidir sobre su disponibilidad y el precio. Social Car se encarga de todas las gestiones, incluyendo una tabla orientativa de precios por tipos de vehículos. El mínimo está en 3 euros por hora, y 25 euros el día completo.

Bluemove

Bluemove nació en Madrid en 2010. Permite alquilar coches por horas, que se encuentran aparcados en distintos puntos de la ciudad. Es la empresa que de hecho patrocina el mapa de metro de la capital. Tiene tarifas diferentes para empresas, particulares y viajes de larga distancia. La tarifa que promociona en su web es de 2 euros la hora, más 0,20 euros por kilómetro en concepto de gasolina. Un día completo cuesta 34 euros, más el coste por kilómetro.

HelloByeCars

HelloByeCars es otro servicio de alquiler por horas, con la diferencia de que los vehículos no pertenecen a otros particulares sino a la propia compañía. En este caso, la flota está compuesta por varios Renault Twizy, un cuadriciclo eléctrico, una especie de moto con carrocería y con una autonomía de hasta 100 kilómetros (unos 70 km reales), pensado para circular por ciudad. Tiene tarifas para menores de 25 años, empresas y autónomos, y hasta para clientes de Movistar gracias a un acuerdo con esta operadora.

Avancar

Avancar pertenece al grupo Zipcar. Es también un servicio profesional de coches aparcados por toda la ciudad (por ahora, solo en Barcelona) y se distingue por incluir tarifas especiales para universidades. Los usuarios de Avancar cuentan con una tarjeta-llave con tecnología RFID que les permite abrir cualquiera de los vehículos de la flota. Para ello solo hace falta reservarlos a través de una app móvil (iPhone o Android). Cuando la reserva esté a punto de terminar, el cliente recibe un aviso. Y, si quiere ampliar la reserva, solo tiene que enviar un SMS.

? ¿Y en el extranjero?

Lyft.me

Aunque no está disponible en España, merece la pena dedicar unas líneas a Lyft.me. Si habéis tenido la oportunidad de viajar a Estados Unidos recientemente, a ciudades como San Francisco, Los Ángeles, Seattle o Washington DC, habréis visto varios vehículos portando un llamativo bigote rosa delante del capó. Este bigote identifica a los conductores registrados en Lyft, personas particulares que pueden actuar en un momento dado como taxistas. Lyft opera fundamentalmente como una app móvil: cuando una persona necesita ir a determinada parte de la ciudad, lo trasmite a través de la app y si un conductor de Lyft va a hacer precisamente ese recorrido, o le viene de paso, ¡hecho! Curiosamente, no hay tarifas fijas; el "cliente" de Lyft paga la voluntad.