A la velocidad a la que cambia la industria tecnológica, es difícil saber con qué nos sorprenderán los fabricantes este año. Después de varios ejercicios en los que los móviles inteligentes y las tabletas han sido los productos que más titulares han copado, el sector se enfrenta a la necesidad de sacar nuevos conejos de la chistera para alimentar el interés de los usuarios. Éstas serán algunas de las tecnologías de las que más oiremos hablar a lo largo de este año.

Tecnología vestible. Muchos apuestan a que este año, por fin, los usuarios empezarán a mirar con interés la propuesta de los wearables. Este concepto hace referencia a complementos, accesorios e incluso ropa dotadas de funciones de inteligencia. Lo primero en llegar a nuestras muñecas serán las pulseras de actividad y los relojes inteligentes. Las primeras versiones de estos dispositivos dejaban mucho que desear, pero poco a poco los fabricantes van afinando con modelos más conseguidos estéticamente y que ya no dependen tanto del móvil, aunque no llegan a ser totalmente independientes. Es el caso del Samsung Galaxy Gear S, que incluye su propia SIM y conectividad Wifi, por lo que aunque necesita de un móvil Galaxy para ser configurada, puede utilizarse en ciertos momentos de manera autónoma para recibir y hacer llamadas, o para ver notificaciones de redes sociales.

Y, sin duda, el lanzamiento del Apple Watch podrá ser un catalizador para el mercado. Aunque mostró un prototipo el año pasado, el lanzamiento está previsto para la primera mitad de este ejercicio, con un precio de venta que comenzará en 349 dólares.

El Internet de las cosas. La gran apuesta de la industria es dar un salto de gigante en lo que se conoce como el Internet de las cosas, es decir, que cientos de objetos estén conectados, desde coches a lavadoras, desde termómetros hasta lámparas. ¿El futuro? Nuestros tiestos se regarán solos cuando necesiten agua, sabremos en todo momento la temperatura de nuestro hijo con unas tiras que se comunican con el smartphone, la temperatura de la casa se ajustará automáticamente en función de las necesidades de cada momento...Suena un poco todavía a ciencia-ficción, pero ya empieza a convertirse en una realidad.

El ataque de los chinos.Ya durante 2014 vimos como la china Xiaomi se encaramaba a la tercera posición del ránking mundial de móviles inteligentes. El avance de las compañías chinas como la propia Xiaomi,Lenovo (que ha adquirido Motorola) y Huawei tomará impulso durante este ejercicio. Nadie tiene asegurada su posición en este mercado. Ni siquiera el líder Samsung, que ha perdido casi nueve puntos de cuota en un año.Xiaomi ha llegado al tercer puesto mundial porque ha conquistado el enorme mercado chino, donde es líder con un 15% de cuota, frente al 4% de hace un año.

El año de Windows 10. El próximo sistema operativo de Microsoft puede estar listo para el próximo otoño. De hecho, ya hay versiones betas disponibles para desarrolladores. Se espera que el nuevo sistema operativo recupere algunos elementos tradicionales como son el botón de inicio. El boom de los dispositivos móviles ha hecho perder a Microsoft la hegemonía que tuvo en la era del PC. En 2012, Android superó a Windows como el sistema operativo más utilizado en la industria de dispositivos personales, que engloba PC, móviles y tabletas. Desde entonces, el sistema de Google ha ido ampliando su dominio en el mercado. Gartner estima que Android tendrá un 53% de cuota en 2015, frente al 14% de Microsoft y el 11,6% de Apple.

Smartphones y tabletas. Es ya un clásico. A partir de febrero, con el Mobile World Congress, asistiremos a un goteo continuo de anuncios de nuevos terminales de los grandes fabricantes de la industria. Ya en el CES, la mayor feria de tecnología que se celebró la semana pasada en Las Vegas, LG mostró la segunda generación de su smartphone con pantalla curva. El LG G Flex 2, con procesador de 8 núcleos de 64 bits, tiene una pantalla de 5,5 pulgadas con resolución Full HD.

En el caso de Apple, los rumores ya circulan por la Red, como es habitual con todo lo que rodea a esta empresa. Por un lado, hay quien asegura que la compañía de la manzana está dispuesta a lanzar este año una versión mini del iPhone 6, para llegar así a ese segmento de los consumidores que no acaba de sentirse cómodo con los teléfonos de gran pantalla. Además, algunos analistas creen que habrá una nueva versión profesional del iPad que podrá utilizarse con lápiz óptico.