Todos hemos estado en más de una ocasión en una de esas reuniones de amigos en las que alguien enseña su nuevo smartphone o se empeña en mostrar lo genial que es una aplicación que acaba de descubrir, y al final todos acaban con el móvil en la mano, compitiendo por atraer la atención de los demás? Que si mira este nuevo juego, que si con esta app convierto el móvil en un mando a distancia para la televisión? Echa un vistazo a estas aplicaciones y la próxima vez que te veas en una situación así podrás tener mucho que enseñar.

Shazam es, en lo que a música se refiere, como ese amigo friki que gana siempre al Trivial y que se sabe de memoria todas las discografías, fechas de conciertos, discos no editados y versiones de cualquier cantante o grupo que menciones. Se trata de una aplicación capaz de reconocer cualquier melodía o fragmento de canción. Basta con reproducir unos segundos la canción y al instante nos dirá el título, intérprete y hasta nos dará un enlace directo para comprar el disco. Lo alucinante es la velocidad con que lo consigue y? ¡que siempre acierta!

Pero si Shazam es como el amigo sabelotodo, Butler es, como su nombre indica, nuestro mayordomo Android. Esta aplicación permite ejecutar prácticamente cualquier acción con un solo gesto en la pantalla inicial, sin widgets ni nada. Por ejemplo, podemos pedirle que al escribir con el dedo determinada letra, marque el teléfono de algún contacto, o que se abra alguna aplicación, se conecte o desconecte el wifi, pasemos a modo "silencio"? Lo dicho, como tener un asistente ideal instalado en el móvil.

Si todavía no hemos dejado boquiabierto al cuñado de turno o a los amigotes, no habrá más remedio que echar mano y enseñarles algo como VIP Black. Solo disponible para iOS, es conocida como "la app de los millonarios", y si decimos que cuesta 999,99 dólares empezaremos a entender por qué. Sus creadores dicen que es "un gestor de estilo de vida". De la buena vida, podríamos añadir, ya que para obtenerla no basta con pagar su alto precio, sino que además hay que demostrar que se posee al menos un millón de dólares en el banco. A cambio accederemos ?bueno, accederán- a un trato preferente en empresas de alquiler de yates, hoteles de lujo, invitaciones a eventos y grandes viajes.

Más barata y en cierto modo también es la app Ghost Detector. Sus creadores aseguran que gracias a ella se pueden detectar fantasmas en un radio de 15 kilómetros, y por si esto fuera poco, capta los mensajes que estos supuestos seres nos envían "manipulando los sensores magnéticos" de nuestro smartphone. Así, se nos mostrarán unas palabras en la pantalla y con ellas deberemos intuir lo que nos quieren decir estos fantasmas. Los ´detectados´, no los creadores de la app.

Finalmente, si resulta que estamos con los amigos en algún bar, hay una aplicación que centrará todas las miradas en la pantalla de nuestro teléfono, al menos durante un momento: GarrafON. Basándose en las reseñas de los usuarios, ofrece una base de datos donde consultar qué locales venden garrafón a sus incautos clientes, y además nos dice lo que cuestan las consumiciones en los bares de la zona que elijamos, con lo cual se puede planear la noche conforme al presupuesto.

¡Otra cosa!: Según la consultora Gartner, en este año se descargará el doble de aplicaciones que en 2012. En total, se calcula que en todo el mundo se han efectuado más de 100.000 millones de descargas, el 90% de ellas desde Google Play y la App Store de Apple. Increíble.