Y ahora, los smartwatches!

Ya hemos incorporado los smartphones (teléfonos inteligentes!) a nuestra vida. Ya son un elemento más por el que la mayoría de nosotros no nos sorprendemos ni lo vemos como un elemento suntuoso ni poco práctico. Es un elemento que nos trajo una gran cantidad de opciones para mantenernos en contacto con nuestros amigos y al día de lo que pasa en nuestro mundo.

Ahora aparecen unos nuevos dispositivos, los smartwatches (relojes pulsera inteligentes). En realidad no son tan nuevos pero sí que en los últimos tiempos ha empezado nuestra exposición al bombardeo publicitario.

 ¿Qué son los Relojes inteligentes?

Estos nuevos smartwatches son relojes de pulsera que tienen pantalla táctil y sistema operativo Android (similar al de muchos smartphones). Estos “relojes” pueden trabajar asociados con un teléfono (Smartphone) al que se conectan, normalmente a través de bluetooth, para darnos nuevos servicios mediante la instalación de aplicaciones.

Aún no hay una definición común y mayormente aceptada sobre lo que son, ni formal ni de-facto. Es decir que aún estamos en un estado incipiente para estos dispositivos.

Son muchos los fabricantes que han presentado diferentes modelos, como Sony con sus Smartwatch, Samsung con sus Galaxy Gear, Google Androwatch, o incluso el TAG Heuer Meridiist entre otros. Ninguno se ha convertido aún en líder ni en referencia.

De la misma forma el rango de precios es amplio, así como las diferentes funcionalidades y beneficios que brindan.

Ojo con este último comentario, diferentes smartwatches permiten funciones bastante diferentes.

Los tenemos desde aquellos que dependen de estar conectados con un teléfono hasta otros totalmente autónomos, que incluso funcionan como teléfonos móviles. Y en el medio, toda la escala de grises, smartwatches que permiten instalar aplicaciones autónomas.

¿Para qué sirven los smartwatches?

Bueno la respuesta depende de cada Smartwatch. Por ejemplo uno que me trajeron los Reyes Magos, además de ver la hora 🙂 , me permite controlar las funciones del teléfono y ver en mi muñeca las llamadas entrantes, los mensajes, mi agenda, controlar el volumen y otras funciones. También me permite controlar el televisor (de la misma marca). En todos estos casos, el Smartwatch se conecta con el Smartphone a través de una conexión bluetooth.

Otro de los smartwatches que me dejaron es todo un teléfono móvil. Utiliza el sistema operativo Android, soporta 1 SIM (microSIM), se conecta por WiFi y Bluetooth, en fin, todo un teléfono móvil.

Esto resalta la importancia de elegir uno que nos permita las funcionalidades que esperamos y también cómo las esperamos.

Básicamente los smartwatches pueden ser:

  1. Esclavos, y trabajar sólo asociados a un Smartphone (o a más de uno).
    En este caso son una especie de “control remoto” del Smartphone.
    Personalmente creo que este tipo no va a extenderse ya que no presenta ventajas específicas. Sin un Smartphone es un gadget poco útil.
    Aplicaciones típicas son las de control del móvil (aceptar/rechazar llamadas, leer/enviar mensajes, subir/bajar el volumen, etc.). Una aplicación muy divertida es la de producir falsas llamadas en nuestro móvil para escaparnos de
    tediosas reuniones.
  2. Parcialmente independientes, necesitan asociarse a un Smartphone y tienen ciertas capacidades autónomas.
    Creo que este tipo tiene ciertas posibilidades de “supervivencia”. Tienen sentido como dispositivos autónomos, mayor según la cantidad y variedad de aplicaciones que soporten.
    Aplicaciones típicas son las de control del móvil y funciones autónomas como control de otros dispositivos, medición (de distancias o podómetros, llevar el tanteador mientras practicamos deportes como por ejemplo tenis, padel o golf, etc.).
  3. Totalmente independientes.
    Estos son auténticos teléfonos móviles, en general smartphones.
    Creo que este tipo será el que prevalezca aunque no todavía.
    Queda que se mejore la duración de las baterías y que continúe la típica reducción de precio que afecta a los dispositivos electrónicos.
    Nos permitirían prescindir del teléfono móvil tal como lo conocemos. Sería el camino inverso al que muchos hemos echo de prescindir del reloj por llevar el móvil.

Este tema da para más. En otros artículos presentaremos las características más importantes a tener en cuenta al elegir nuestro smartwatch.

Hasta entonces!.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies