The Witcher 3: un videojuego incomparable

Después de sufrir algún retraso en su lanzamiento y después de una campaña de marketing alimentada por los propios fans (hype, hype y más hype), por fin se ha puesto a la venta uno de los videojuegos más esperados de los últimos años: The Witcher 3. El broche final a una trilogía que ha sido aclamada en todo el mundo y cuya fama ha hecho que el mismísimo Obama lo tenga en su estantería. Un producto de ocio que ha empezado a ganar premios incluso antes de ponerse a la venta (Premio Spike al videojuego más anticipado). Un juego diferente hecho por una compañía diferente que ha sabido ganarse el corazón -y la cartera- de los aficionados con una filosofía basada en el respeto y la generosidad.

Bienvenidos al universo The Witcher, de CD Projekt.

The Witcher 3
Hace muchos, muchos años… que un escritor polaco regordete, que hace 30 años comenzó a publicar relatos cortos en una revista de ciencia ficción casi desconocida, haya cambiado el mundo de los videojuegos parece en sí mismo algo salido de un libro de fantasía. Pero Andrzej Sapkowski, el autor de la saga Witcher, un conjunto de historias inspiradas en la mitología eslava y en la historia medieval polaca, ha concebido y desarrollado el universo que anima a estos juegos de ventas millonarias. La tercera entrega, puesta a la venta hace un par de días, recibió un millón de pedidos antes de salir a la venta. Se calcula que las ventas totales pueden llegar a varias decenas de millones fácilmente.

La historia del cazador de monstruos Geralt de Rivia que vaga por un mundo de fantasía ofreciendo sus servicios a cambio de una recompensa lo tiene todo para cautivar a los jugones: es un juego de rol con fuertes componentes de lucha que abre ante los ojos maravillados del jugador el mayor mundo virtual creado hasta ahora en un videjuego de este tipo. La crítica se ha derretido en admiración y en el primer día de su lanzamiento ya ha cosechado notas por encima del 9 sobre 10. Es fantasía para adultos que no esquiva ningún tema comprometido con tal de dotar de realismo a la historia: sexo, ateísmo, racismo, injusticia y codicia son las fuerzas que rigen en un mundo fantástico donde aún existen criaturas monstruosas como espectros y hombres lobo. No son seres intrínsecamente malos, al igual que Geralt de Rivia no es ningún santo. Son criaturas que luchan por sobrevivir y cuya naturaleza les convierte en enemigos de los humanos y por tanto, en presas del Witcher.

Desde Polonia con mucho amor

El estudio CD Projekt Red, situado en Polonia, se ha volcado en este tour de force para demostrar al mundo que los grandes proyectos no solo tienen que venir de Estados Unidos o Japón. El alarde técnico y artístico que supone este producto es evidente cuando echamos un vistazo a su calidad gráfica o a las dimensiones épicas de su universo. Para muchos es el primer gran videojuego de la nueva generación de consolas y una buena razón para involucrarse en la master race, la competición entre usuarios de PC por contruirse y exprimir el ordenador más potente posible para obtener una máquina capaz de dejarnos boquiabiertos con sus gráficos híper realistas.

Sus creadores aseguran que The Witcher 3 ofrece al jugador 36 finales completamente diferentes. Finales a los que se puede acceder tras más de 50 horas de juego que pueden ser muy diferentes dependiendo de las decisiones que se tomen durante la partida. La dirección artística es sobresaliente, y para cualquier jugador avezado resulta ciertamente refrescante sumergirse en un mundo de fantasía que en vez de los consabidos orcos, dragones o vampiros, está poblado por criaturas sacadas de los más terroríficos cuentos de Europa del Este: strigas, vodyanois, necrófagos y otros demonios nunca vistos. Además de reyes, nobles y señores que animan un mundo complejo, con su propia historia y tan lleno de detalles que resulta casi real.

Fotograma the witcher 3

Bonito para los ojos, bueno para las manos

Por supuesto, no estamos hablando simplemente de una demo gráfica para enganchar por los ojos al jugador. Las misiones que nos encomendarán serán tan numerosas, complejas e interesantes que incluso llegaremos a olvidarnos de lo condenadamente hermosos que son los bosques, montañas y ciudades que recorreremos. Y por si esto fuera poco, los desarrolladores de CD Projekt han prometido que lanzarán 16 extensiones gratuitas para todos los que compren el juego original, que por cierto viene sin protección DRM. En unos tiempos en los que las compañías distribuidoras consideran piratas potenciales a sus clientes e intentan exprimir a los aficionados con cada contenido extra que sacan a la venta, esto es algo tan raro que parece parte del mundo de fantasía de The Witcher 3.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR