Snapchat, ¿el próximo WhatsApp?

Snapchat tiene difícil desbancar a WhatsApp del podio de los servicios de mensajería pero, al ritmo que lleva, no es descabellado pensar que su valor puede superar a medio plazo al precio que pagó Facebook por WhatsApp hace un año, que recordemos que fue de casi 22.000 millones de dólares.

Snapchat, un servicio para mandar imágenes y textos que se autodestruyen en segundos, ha causado furor entre el público más joven. La compañía, fundada hace poco más de tres años, vale ya la friolera de 15.000 millones de dólares, lo que la sitúa como una de las empresas no cotizadas más valiosas del mundo, por detrás del fabricante chino de móviles Xiaomi (46.000 millones) y de la app de transporte Uber (41.200 millones). A este ritmo (el año pasado su valor era de 10.000 millones de dólares), puede superar en sucesivas rondas de capital los casi 22.000 millones de dólares que pagó Facebook por WhatsApp, una operación que ha pasado a la historia como la mayor compra de una compañía no cotizada.

Alibaba
La valoración de Snapchat ha trascendido tras la inversión de 215 millones de dólares de Alibaba, el gigante chino de comercio electrónico, que lleva tiempo tomando participaciones en compañías estadounidenses con gran potencial de crecimiento.

La cifra sólo se explica por la fiebre inversora que se vive desde hace tiempo por las empresas de tecnología. La escalada de las valoraciones de las puntocom parece no tener techo. Precisamente fue la compra de WhatsApp por parte de Facebook la que disparó unas valoraciones ya en alza y, consecuentemente, los temores acerca de una posible burbuja puntocom.

Evan Spiegel, el hombre detrás de Snapchat, tenía claro el potencial de su compañía. Este veinteañero estadounidense no dudó en rechazar una oferta de compra de Facebook, que ofreció 3.000 millones de dólares en noviembre de 2013 por el servicio. Spiegel concibió la aplicación como parte de un trabajo en Stanford, donde por aquel entonces estudiaba diseño.

El joven emprendedor estaba convencido del potencial de su aplicación y el tiempo parece haberle dado la razón. En estos años, ha recaudado 648 millones de dólares de los inversores,mientras su plataforma no deja de crecer. Se estima (no hay cifras oficiales) que cerca de 200 millones de personas lo utilizan cada mes. WhatsApp, el líder en el segmento de los servicios de mensajería, cuenta con 700 millones de usuarios únicos mensuales. Cuando Mark Zuckerberg puso los 3.000 millones de dólares encima de la mesa, contaba tan sólo con 25 millones de usuarios.

Multimillonario
Y mientras, Evan Spiegel se ha colado en la lista Forbes de las mayores fortunas del planeta. Con 24 años, es el millonario más joven del ránking, con una fortuna estimada en 1.500 millones de dólares (1.345 millones de euros).
Esta locura inversora ha disparado el número de compañías no cotizadas con altas valoraciones. De hecho, la revista Fortune estima que hay alrededor de 80 compañías cuyo valor, según los inversores, es de al menos 1.000 millones de dólares.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR