Siete motivos del éxito de Airbnb

No fue la primera web de reservas turísticas, ni tampoco la primera en ofrecer alquileres vacacionales. Sin embargo, crece como la espuma y es referente para otras páginas web de viajes. ¿A qué se debe?

  1. El fenómeno ‘low cost’. Sí, en la era de Internet, los consumidores nos hemos vuelto tiquismiquis. Nos gusta mirar mejor dónde gastamos nuestro dinero, y por eso nos gustan las propuestas económicas y, al mismo tiempo, de calidad (#somosraros). Airbnb es un buscador cuyo primer (y más visible) filtro es, precisamente, el precio.
  2. Una página de inicio más ‘sexy’. Los buscadores verticales (como los de viajes) han sido tradicionalmente páginas repletas de información, filtros de búsqueda, comentarios… un popurrí. Airbnb cambia esto con una página de inicio más limpia, con una imagen predominante de algún destino idílico al que a todos nos gustaría teletransportarnos.
  3. Una buena usabilidad. La usabilidad es un palabro que usan los diseñadores web y que hace referencia al atractivo y, sobre todo, a la facilidad de navegación por una página.
  4. Amplia oferta de apartamentos en alquiler de personas particulares. Una de las cosas que más aprecian los usuarios es que muchos de los apartamentos disponibles pertenecen a personas particulares, y no tanto a agencias. La llamada “economía compartida” que ha hecho posible Internet, por la que la gente alquila sus casas, sus coches e, incluso, su energía sobrante, permite sentirnos como en casa.
  5. Perfil visible y amigable del arrendador. Junto a casa oferta disponible, en Airbnb figura una foto bastante grande del propietario del inmueble, e información sobre él, incluido el tiempo que suele tardar en responder a una solicitud de alquiler. Se hace así posible la relación de confianza que se genera entre un arrendador y un inquilino que no se conocían con anterioridad (algo relativamente novedoso y posible gracias a Internet).
  6. Posibilidad de evaluar al arrendador… y al inquilino. Como parte de esa transparencia que hace posible que ambas parten se fíen mutuamente, Airbnb no sólo valorar a los propietarios, sino también a los inquilinos, y lo hace de forma muy visible y fácilmente identificable por otros usuarios. Volvemos, así, al tema de la usabilidad.
  7. Facilidades al propietario: avisos al móvil. Por último, Airbnb se lo pone fácil a quien se plantea alquilar esa habitación que tiene libre en su piso, o ese apartamento que dejará libre en verano. Si se dispone de un smartphone, recibirá una alerta cada vez que alguien realice una solicitud.

En definitiva, lo que todos predican y no todos saben cómo: la clave del éxito es pensar en el cliente. ¡Que viva Internet!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies