Si Steve Jobs levantara la cabeza

Podríamos haber esperado a hablar de Steve Jobs cuando se cumpliera el aniversario de su fallecimiento o cuando se estrenase en España la película sobre su vida. Pero eso habría sido poco original y previsible. O sea, todo lo contrario a cómo era él. Así que es una ocasión tan buena como cualquiera de hacer un repaso a cómo han los últimos tiempos en la marca de la manzana. Lo que algunos llaman la “Apple post-Steve Jobs” (mucho más fácil de escribir que de pronunciar).

Podemos empezar diciendo que, a medida que la sombra de Jobs ha ido creciendo, la pantalla del iPhone se ha encogido. Al menos, comparada con la de sus rivales. El diseño del iPhone, que en su día fue considerado un prodigio de sencillez, funcionalidad y buen gusto, fue copiado hasta la saciedad no solo por los otros fabricantes de smartphones, sino en dispositivos de todo tipo. Desde mandos a distancia hasta electrodomésticos, de repente todo parecía tener una forma rectangular con un circulito en la parte inferior. Pero el tiempo no pasa en vano y mantener ese diseño ha hecho que los iPhone salgan perdiendo en una comparación con sus rivales en cuanto a la superficie de la pantalla; mientras los Nexus y Xperia “tienen” un 65% de pantalla táctil, el iPhone 4 solo tiene un 54%.

Pero si levantara la cabeza, Jobs tendría muchos motivos para sentirse orgulloso. Por ejemplo, hace pocos días se abrió la primera Apple Store física en Latinoamérica. Fue en Brasil, donde por cierto el iPhone tiene el precio más caro del mundo: el modelo 5s de 16 Gb cuesta nada menos que 1.174 dólares (unos 900 euros). Después de la euforia inicial que hizo que la tienda se inundase de entusiastas, con esos precios es de suponer que la store se convertirá en un sitio bastante tranquilo y poco transitado. En cuanto a iTunes, la tienda virtual de música, el negocio va viento en popa y hemos leído esta semana que, si fuese una empresa independiente, estaría en el puesto 130 de la lista “Fortune 500”, que incluye a las mayores compañías del planeta. Su volumen de negocio es mayor que el de Xerox o CBS, por ejemplo.

También se ha informado recientemente de que la nueva actualización de iOS, el sistema operativo exclusivo de Apple, incluirá una aplicación llamada iOS in the car y que mediante acuerdos con Mercedes, Nissan, Honda, Volvo, Opel y Kia entre otros fabricantes, pretende integrarse en sistemas de ayuda a la conducción para los coches de un futuro cada vez más próximo. Su funcionamiento parece que estará enfocado al reconocimiento de órdenes verbales como “sintonizar tal emisora en la radio” o “bajar el aire acondicionado”.

Hace 30 años que ese señor con barba, gafas y aficionado a los jerséis negros de cuello alto enterró una de esas “cápsulas del tiempo” a las que son tan aficionados en Estados Unidos. Su contenido fue desvelado la semana pasada por National Geographic en medio de una parafernalia digna de los grandes hallazgos arqueológicos. En dicha cápsula se encontraron, entre otras cosas, una cámara instantánea Kodak, dos cubos de Rubik, una revista Vogue, un ratón de ordenador, seis latas de cerveza y un disco de los Moody Blues. Un contenido un tanto prosaico pero bastante representativa de la época en que se selló la cápsula. Y tal vez una prueba de que las mentes más brillantes pueden cambiar el futuro pero para ello seguramente necesitan conocer bien el tiempo que les ha tocado vivir.

¡Otra cosa! El nombre iPhone era solamente una opción más cuando se estaba gestando el emblemático teléfono que tanta fama y fortuna le ha dado a Apple. Otros nombres que se desecharon fueron Telepod, Mobi o Tripod. Nunca sabremos hasta qué punto el nombre pudo influir en su éxito, pero el iPhone terminó llamándose así tras pensarlo mucho, porque ´Tripod´ era la favorita de Jobs.

Tags:Apple

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies