Si eres famoso y guardas fotos privadas en tu móvil, lee esto

El escándalo de la filtración y difusión masiva de fotos privadísimas de un montón de famosos como Jennifer Lawrence, Kate Upton o McKayla Maroney es una pesadilla que no ha hecho más que comenzar. Para los afectados, porque a medida que la noticia es comentada y republicada, más y más gente siente curiosidad y busca por internet las imágenes en cuestión: para los hackers que cometieron ese delito, porque el asunto está yendo tan lejos que el FBI y las agencias que gestionan lso derechos de imagen de estos famosos han declarado la guerra a las webs que reproduzcan esas fotos; y para Apple porque mucha gente cuestiona ahora la seguridad de la “nube” de servidores donde los usuarios de la manzanita almacenan sus archivos.

En el foro Anon-IB, rebosante de imágenes ilegales, de procedencia cuestionable y de un gusto decididamente particular, miles de personas postean imágenes robadas de teléfonos móviles cuyo contenido es solo apto para adultos. En este foro una de las palabras más repetidas es “EPPB”, que son las siglas del Elcomsoft Phone Password Breaker, un software de seguridad especializado en la recuperación de contraseñas. La empresa rusa Elcomsoft es quien vende este programa y sus principales clientes son gobiernos y empresas de seguridad informática. Desgraciadamente, cualquiera con 399 dólares (que es lo que cuesta este software), algunos conocimientos de informática y herramientas como iBrute era hasta hace poco capaz de descargar el contenido personal de prácticamente cualquier usuario de Apple iCloud. Y decimos todo el contenido, no solo las fotos almacenadas en el móvil, sino también su agenda, aplicaciones, mensajes… Escalofriante.

Hay muchas empresas de software como Oxygen o Cellebrite que trabajan en “ingeniería reversible”, o sea, revertir los procedimientos de seguridad que utilizan los fabricantes. Como publica la reconocida revista de tecnología WIRED, parte de la culpa se le puede achacar a Apple, pero por supuesto los verdaderos culpables son los que han perpetrado estos robos y quienes han difundido sus frutos.

Desde luego no es la primera vez que sucede algo parecido, pero esta vez hay algunas cosas diferentes. Por ejemplo, una de las famosas cuyas imágenes se han robado era menor de edad en el momento de hacerse esas fotos. Y si hasta ahora casos como este se saldaban con una rabieta del afectado, en esta ocasión son las agencias de derechos de imagen quienes han tomado la iniciativa legal y es de suponer que aspiran a sacar un buen pellizco en forma de indemnizaciones por daños y perjuicios. Ya se sabe que cuando hay dinero todo va más rápido.

Mientras tanto, no falta gente que ve detrás de todo este barullo un ataque comercial dirigido específicamente contra Apple, que en muy poco tiempo piensa lanzar un nuevo iPhone y muy probablemente un nuevo ordenador portátil y su primer reloj inteligente. Todos estos artículos están diseñados para depender en gran medida de la dichosa iCloud. Y si hasta hace poco los usuarios se fijaban sobre todo en el tamaño de la pantalla o la potencia del procesador a la hora de comprar un nuevo smartphone, lo cierto es que cada vez tienen más en cuenta las prestaciones relativas a la seguridad. No hace mucho, Apple reveló en una de sus conferencias “Keynote” que los iPhones, iPads y McBooks de un usuario estarán ligados a iCloud Drive, la versión Apple de la nube de servidores donde mandamos, confiados, tanta información valiosa. Además, se mencionó la suite de herramientas CloudKit destinada a desarrolladores que quieran diseñar aplicaciones basadas en la iCloud. Esperemos que esto no suponga ninguna oportunidad o ventaja para los hackers sin escrúpulos.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies