¿Qué se puede hacer con una tableta vieja?

A estas alturas, es posible que alguno de nosotros esté usando ya su segunda generación de tabletas. Es decir, que esté usando una tablet diferente a la primera que se compró. Más moderna. Si esa “vieja” y leal compañera que tal vez nos sirvió para descubrir las maravillas de este tipo de dispositivos aún funciona, no hay por qué relegarla al olvido. Una tableta vieja -o ultra barata, porque las podemos comprar nuevas por menos de 40 euros- puede servir para un montón de cosas. Algunos de los posibles usos que presentamos a continuación pueden son sorprendentemente útiles y en algunos casos, creemos, bastante ingeniosos. Sigue leyendo y descubre cómo reutilizar tu tablet

Tablet reciclada

Convierte tu vieja tablet en relojes, espejos, marcos digitales…

Como probablemente la batería de esa vieja tableta habrá dejado atrás sus mejores días, necesitará ser recargada frecuentemente. Así que, ¿por qué no emplazarla en la mesita de noche y mantenerla enchufada cada día para usarla como reloj y despertador? Con aplicaciones como Night Clock entre otras, podrás elegir el aspecto de tu improvisado reloj digital y programar la alarma para que active una emisora de radio o una canción de tu fonoteca digital. Del mismo modo, para aquellos fanáticos de la información meteorológica -hay muchos, lo sabemos-, esa venerable tablet puede dedicarse a esa función: una de las muchas aplicaciones disponibles mostrando permanentemente la información más exhaustiva y actualizada del tiempo, hora del ocaso y el amanecer, velocidad del viento, etc.

Ya estarás empezando a intuir que reducir el uso de la tablet a una de sus funciones puede ser una gran idea. Por ejemplo, ¿qué tal instalar la tablet en un soporte de la pared y convertirla en un futurista dispositivo de comunicación basado en Skype? Quién se lo iba a decir a la pobre tableta, a punto de terminar su vida útil y resucitada en forma de “intercomunicador” al más puro estilo Star Trek. Y por qué no, también puedes transformarla en el panel de control de tu sistema de música. La conectas a un par de altavoces y gracias a aplicaciones como Pandora o Spotify, tendrás una versión 2.0 de una cadena de sonido. Mucho más original y resultona que un iPod insertado en uno de esos carísimos docks. Y la satisfacción de estar sacando partido a algo que se creía pasto de la basura…

Ella nunca lo haría

No, tu tableta nunca te dejaría tirado por un usuario más modernito y con mejores prestaciones o más memoria. Recuerda que ese chisme que tienes en tus manos es una pequeña maravilla de la tecnología que ya hubieran querido los astronautas que llegaron a la luna. Es, aunque limitado si lo comparamos con otros, un ordenador en toda regla. Y si te parece poco potente u obsoleto… úsalo para controlar a su hermano mayor. Sí, ya sabes que con la extensión de Chrome Remote puedes controlar el pc desde la tableta y trabajar en él con bastante comodidad. Es como un mando a distancia para el ordenador.

Otro de los usos más obvios a los que puedes destinar tu vieja tableta es el de marco de fotos digital. Un aparatito que hizo furor entre los regalos del día de la madre hace no muchos años. La pantalla de la tablet puede cobrar una nueva vida cuando a través de su pantalla veas las fotos de tus seres queridos o de las vacaciones e incluso una colección de tus pósters y obras de arte favoritos. Ah, y también puedes convertirla en una especie de espejo digital en el que te puedes tomar un selfie los días que tengas el guapo subido.

tablet reloj

Otros usos para tu vieja compañera

Un tablón de anuncios donde dejar escritos mensajes tipo post-it para el resto de la familia o los compañeros de piso. Una cámara de vigilancia colocada estratégicamente y que emplea la cámara de la tablet para transmitir hasta tu terminal de pc y vigilar al perro mientras estás en el trabajo; lector de libros digitales, GPS para el coche, una dispositivo de juegos -algo limitada- o un testeador de apps. Las posibilidades son tantas que basta repasar las aplicaciones y posibilidades de los dispositivos actuales para, con un poco de imaginación, dedicar la tableta vieja a algo en exclusiva y hacer que cobre una nueva dimensión.

Además, por qué no, puedes regalar eso que ya no usas a alguien que lo necesite o destinarlo a los más pequeños de la casa, para que se familiaricen, si no lo han hecho ya, con las nuevas tecnologías. Si de repente tienen una tableta para ellos solos no solo dejarán de darte la lata pidiéndote la tuya sino que además aprenderán a cuidarla mejor y la sentirán como algo cercano y accesible. En este caso resultaría aconsejable borrar todos los datos y cuentas “sensibles” para evitar disgustos, así como activar un “modo niños”. Llénala de aplicaciones educativas, juegos e incluso alguna película y quedarás como un rey.

¿Conoces más formas de reutilar tu tablet? ¿Has puesto en práctica alguna? ¡Cuéntanos!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies