¿Qué hacemos con el móvil cuando vamos de compras? Tirar fotos y comparar precios online

No podemos vivir sin nuestro móvil. A estas alturas es algo incuestionable. Así que las consultoras se dedican a estudiar para qué usamos los españoles los móviles inteligentes. También, cómo no, cuando vamos a comprar a tiendas físicas.

Seguro que, cuando has ido de compras, has visto la siguiente escena (o quizá tú has sido protagonista de ella): alguien saca su móvil y tira una foto a un artículo que le interesa. Porque, realmente, es mucho más sencillo que andar apuntando, por ejemplo, las medidas de esa mesita que has visto en el Ikea o intentar luego en casa recordar el precio del vestido que te has probado. Y no digamos si quieres compartirlo con alguien: tiras la foto, la envías en un mensaje vía WhatsApp y en segundos puedes tener, por ejemplo, la confirmación de si ese es el regalo ideal que andas buscando.

Según GFK, tomar fotografías de los productos que pueden comprar en un establecimiento es la actividad más frecuente entre los consumidores españoles (41%) que utilizan sus móviles cuando se encuentran dentro de una tienda. Sobre todo en el caso de las mujeres, puesto que el 43% reconoce tener este hábito. Obviamente, las nuevas generaciones son las más predispuestas: más de la mitad de los jóvenes entre 15 y 19 años saca sin ningún pudor su móvil en la tienda para fotografiar el artículo que le interese, porcentaje que desciende ligeramente, hasta el 45%, en el caso de los adultos jóvenes de entre 20 y 29 años.

¿Para qué utilizan los usuarios sus teléfonos móviles?

Comparar precios
Pero para las tiendas físicas, la mayor amenaza que supone el uso de teléfonos móviles es que abren una ventana extraordinaria para que los clientes comparen in situ el precio de un artículo que ven en el establecimiento con el que puede tener en tiendas online. Según la encuesta de GFK, un 36% de los usuarios móviles encuestados confiesa contrastar los precios de la tienda con los buscados en establecimientos de Internet, porcentaje que asciende al 40% a nivel mundial.

Esta práctica es conocida como showrooming, término que tiene dos vertientes. Por una parte,puedes un producto en tiendas físicas para luego comprarlo en Internet más barato. También puede darse el caso de que has visto algo que te interesa en la red pero, antes de adquirirlo, te acercas a una tienda física para probarlo.

Hay compañías que saben explotar esta tendencia. Un buen ejemplo es Amazon, el gigante estadounidense del comercio electrónico. Su aplicación para dispositivos móviles tiene una función de escaneo de código de barras. Si acercamos la cámara del móvil al código de barras de un producto en una tienda física, sabremos inmediatamente si este producto está en Amazon y cuál es su precio, con lo que podemos comprarlo en ese mismo instante desde nuestro smartphone.

Por ejemplo, la app Supertruper, no sólo permite hacer la lista de la compra escaneando el código de barras de los productos que solemos adquirir, sino que cuando encuentra el producto compara el precio en varios supermercados.

El 28% de los usuarios encuestados por GFK a nivel mundial (21% en España) reconoce utilizar la función de escaneo del código de barras, mientras que el 23% (17% en España) realiza en ese mismo instante,mientras está en la tienda, la compra del artículo mediante la app del establecimiento online donde lo ha encontrado más barato.

Y tú, ¿practicas el showrooming o no has pasado de hacer fotos a los productos que te interesan en una tienda?

Ilustración: AdExchanger.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies