Os presentamos Oppo Find, el nuevo ‘hit’ entre los smarthones chinos

Huawei y ZTE son gigantes multinacionales. El primero es ya el tercer mayor fabricante de móviles del mundo, sólo por detrás de Samsung (surcoreano) y Apple (americano), y ZTE es el quinto del ránking mundial. Por eso a nadie le sorprende que, si nos fijamos en quiénes son los fabricantes chinos de móviles que más venden en Europa, sean estos mismos los que aparecen en las primeras posiciones. Pero en el tercer puesto aparece un nombre nuevo, Oppo, cuyo modelo estrella, Oppo Find, se está vendiendo como churros. Veamos por qué.

Lo fundamental es el precio. A igualdad de condiciones (memoria, batería, etc), al menos aparentes (habría que valorar después la calidad de los plásticos y los acabados, por ejemplo) son más baratos. En España, los móviles chinos más destacados que se pueden encontrar son el Iaomi, el Xiaomi Redrice y el mencionado Oppo Find. Los tres rondan los 200 euros.

En verdad, hay varios Oppo Find, igual que iPhones o Samsung ‘Galaxys’. En concreto, el último modelo es el Find 7, que podéis ver en la foto al comienzo de este post y que, a primera vista, tiene muy buena pinta,

Pero es que al analizar las características técnicas, tampoco parece jugar en desventaja. Pantalla Gorilla Glass 3 de 5,5 pulgadas y resolución de 2560 x 1440 p. Cámara trasera de 13 megapíxels y sensor de Sony, con posibilidad de ver vídeos en resolución 4K. Y ahí no se acaba todo. La carcasa tiene un acabado de titanio y aluminio, de esos que llevan los smartphones más caros.

La batería es extraíble, algo que muchos móviles actuales han sacrificado para lograr un diseño más fino. Pues estos de Oppo han encontrado la manera de evitarlo.

Memoria ampliable, función de carga ultrarrápida (en 30 minutos cargarías un 75% de la batería), protector de sobrecalentamiento, procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos, conectividad 4G… ¡No le falta nada!

Demasiado barato, podréis pensar. es posible. Hace no ucho Samsung ideó una estrategia similar en el negocio de televisores: tiró los precios echando a buena parte de sus competidores, que no podían asumir tales pérdidas, y muy pronto se hizo líder indiscutible del mercado. En el caso de Samsung, claro está, la empresa controla más parte de la cadena -no olvidemos que fabrica pantallas y chips de memoria, y eso le da un mayor margen para jugar con los precios.

Acer intentó hacer lo mismo en el mundo de los PC. Llegaron a ser líderes mundiales (en unidades, claro está) tirando los precios hasta los 400 euros o incluso por debajo, pero no consiguieron aguantar ahí mucho tiempo. Los clientes de los ordenadores más baratos estaban descontentos con la marca, y no estaban dispuestos a comprar los equipos un poco más caros, que eran los que sí eran rentables para la compañía.

Los nuevos smartphones vienen a ser ordenadores en miniatura. Si fabricar un iPhone 5S le cuesta a Apple unos 150 euros, a lo que luego habría que sumar costes de transporte, almacenamiento, publicidad, etc., ¿cómo es posible que haya equipos tan avanzados pr 200 euros? Una posibilidad es que haya logrado reducir los gastos evitando ciertas funcionalidades como por ejemplo el sensor de huella dactilar (que cuesta unos 5 euros).

Rentables o no, el tiempo lo dirá. Mientras, los fabricantes chinos se están comiendo la tarta.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR