Mitos sobre los Televisores 3D

Recientemente se estropeó mi televisor y fui a una tienda a ver precios y características de los que están vendiendo.

Mi primera sorpresa fue el precio que ya tienen los Televisores 3D. En muchos casos, ya cuestan lo mismo o poco más que sus equivalentes 2D! (vamos, que los normales).

Eso tiró a la basura una pre-idea que tenía, me esperaba que fueran más caros pero bueno, no lo son.

Por ello me puse a leer un poco más y me encontré que el precio no es el único mito que tenemos. Después de estar discutiendo con mis amigos, me puse a escribir este artículo con los 5 mitos que me resultaron más comunes, aparte del desmitificado precio más alto que no tienen.

Por supuesto que, como con todos los productos tecnológicos, esto vale para hoy, tal vez también para mañana, pero no sé hasta cuándo.

Asique, a continuación, mis otros 5 comentarios:

1. Los Televisores funcionando en modo 3D NO tienen la misma calidad de imagen que otros aparatos que no tienen esta funcionalidad.

Esto no se debe a las características técnicas, que sí son comparables. La diferencia está en las gafas que se necesitan para crear el efecto 3D.

Las gafas afectan la luminosidad de la imagen que, aunque puede compensarse parcialmente con los controles de brillo y contraste, difícilmente se llega a crear una imagen tan natural como la que no necesita gafas.

El otro motivo que afecta a la calidad de la imagen es que una imagen en 3D se obtiene como superposición de imágenes en 2D. Por esa superposición se pierde cierta resolución, o sea que baja la calidad de la imagen que se presenta. Algún fabricante ya reconoció este hecho.

Por estos 2 motivos, 3D y HD (High Definition o Alta Definición) todavía no pueden ir de la mano en la modalidad de 3D. Fuera de la modalidad 3D no deberíamos percibir diferencias.

2. No todo el contenido en HD puede verse en 3D.

El contenido en HD es 2D (dos dimensiones o bidimensional).

Una imagen en 3D es el resultado de la superposición de imágenes, que se obtienen desde distintos ángulos.

Aunque en modo 3D podemos ver imágenes creadas en 2D, la resolución y la sensación no es la misma.

Por ello, en modo 3D podrás ver tus programas y películas grabadas en HD, pero no es lo mismo. Prueba a ver, por ejemplo, Up en formato 3D (la versión grabada en 3D) y en formato 2D (la versión grabada en 2D vista en 3D) y compara tu experiencia, es la misma sensación?.

3. Las gafas para 3D NO sirven con todos los televisores.

No todos los fabricantes logran el efecto 3D de la misma manera aunque, en general, el efecto 3D es el resultado de una combinación de características del televisor y de las gafas desarrolladas para dichas características.

La tecnología para lograr el efecto 3D es similar, lo que puede ser diferente es cómo la implementa cada fabricante (y de hecho lo es).

Por eso ni todas las gafas te van a servir para televisores de diferentes fabricantes ni las gafas de un fabricante te aseguran que puedan ser usadas con todos los dispositivos de ese mismo fabricante.

Esto aplica tanto para las gafas pasivas como para las activas (generalmente más diferentes todavía).

Por ello la recomendación que te puede dar un buen amigo es de utilizar las gafas que te recomienda el fabricante de tu televisor.

4. No todos vemos en 3D de la misma manera.

Nuestro cerebro es el que procesa e interpreta lo que ve. Si los cerebros de distintas personas son diferentes, por qué las percepciones deben ser iguales?.

Las percepciones de distintas personas pueden variar por las diferentes interpretaciones que sus cerebros hacen de ciertos elementos de la imagen, por ejemplo, la profundidad.

Hay varios estudios que muestran que alrededor del 10% de las personas tienen problemas para “ver” las imágenes en 3D proyectadas en un plano. El mareo o el dolor de cabeza suele ser síntoma de este tipo de problema.

También hay un porcentaje menor de personas que no “ven” esas mismas imágenes, o que tienen una ceguera estereoscópica.

5. Las nuevas generaciones de televisores 3D no necesitarán gafas.

Hay muchas investigaciones y desarrollos en curso que permiten presentar imágenes en 3D sin que necesites utilizar gafas.

Ya hay algunos productos que lo permiten, aunque todavía con precios algo altos, pero ya están. Queda ver cómo se mejoran las capacidades y, especialmente, los costes. Pero esta es la historia común para los productos  electrónicos.

Ten en cuenta que estos mitos son con la tecnología actual, de proyectar una imagen sobre un plano. Será totalmente diferente cuando no veamos imágenes en 3D en una pantalla, pero, para eso, aún falta un poco más…..

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR