Los mejores destinos para un viajero “geek”

Gracias a la fantasía, nuestra mente es capaz de viajar a cualquier rincón del universo, sea real o imaginario, podemos soñar mundos imposibles para después habitarlos, es posible explorar o revisitar los lugares donde tuvieron lugar nuestras aventuras favoritas e incluso nos podemos teletransportar hasta los laboratorios más secretos del planeta, las granjas de servidores mejor protegidas o los complejos tecnológicos con acceso más restringido. Todo eso está muy bien para poblar nuestros sueños o para escribir guiones, pero ¿qué hay de la cruda realidad? ¿Es que un geek debe conformarse toda su vida con viajar de manera imaginaria o virtual? De eso nada. Nuestros cuerpos serranos también pueden y deben visitar algunos de los sitios más sugerentes, interesantes y excitantes de este planeta. Despegamos en 3… 2… 1…

Mapa geek del mundo – Autor: Paul Dawney (Flickr)

Japón, Japón…

…Y aterrizamos en Japón. Más concretamente en Akihabara, uno de los lugares más curiosos de un país ya de por sí fascinante. Si te interesa el manga, la tecnología, la cultura popular nipona… Si crees que las consolas retro de Nintendo son objetos de veneración o te gustaría verte inmerso en el escenario de un JRPG con personajes reales (chicas orientales vestidas de chacha, cosplays de todas las series y videojuegos “japos”), o si quieres entrar en una tienda de electrónica y ver que en la cesta de cacharros de segunda mano hay gadgets que en Europa acaban de ser lanzados al mercado, éste es tu sitio. Los turistas se pirran por comprar en las tiendas Laox (electrónica duty-free), pero hay mucho más que tiendas en Akihabara. Como por ejemplo un Café Gundam (con imaginería basada en la serie de animación de robots) galerías de arte dedicadas a la cultura videojueguil o karaokes donde desgañitarte cantando la melodía de tu serie manga de culto.

Pero tal vez Japón se salga un poco de tu presupuesto. O tal vez prefieras la mitología geek occidental. En ese caso es casi imposible que no seas un apasionado de La Guerra de las Galaxias. Entonces debes saber que Mark Dermul es tu amigo. Se trata de un apasionado del universo Star Wars que, además de dedicarse a catar whisky y publicar en Youtube los vídeos correspondientes, ha viajado a muchas de las localizaciones donde se rodaron las películas de esta mítica saga. Y el bueno de Mark ha recopilado un buen montón de fotos, fuentes de información y guías para que cualquier aficionado pueda organizar sus propias peregrinaciones a los Tatooine, Naboo o Hoth que hemos visto en las películas, o mejor dicho a los escenarios que sirvieron para recrear tales lugares. Lo mejor es que te hagas acompañar por alguien –además de la Fuerza, claro está- para disfrutar al máximo de estos sitios que merecen una visita por sí mismos.

Aliens y partículas invisibles

Hemos estado en Asia, en Europa y África, y ahora nos vamos a América. Y quién no ha soñado con conocer el Área 51, ese enigmático paraje de Nevada donde se dice que ocurrió el incidente Roswell y donde se encuentra una de las bases militares con más secretos del mundo. No te dejes desencantar por la gran cantidad de merchandising cutre que encontrarás a cada paso, como globos con forma de hombrecillos grises o hamburguesas “hechas con carne de alien”. Intenta esquivar las hordas de turistas que los autobuses provenientes de Las Vegas traen continuamente. Únete a algún pequeño grupo con un guía local y podrás llegar hasta el perímetro exterior de la auténtica base aérea donde se probó el SR-71, tal vez lo más parecido a un platillo volante. Y por qué no, hazte una foto junto al famoso buzón de correos en mitad del desierto que espera desde hace décadas una misiva con matasellos de más allá de nuestra galaxia. Todo un circo que, sin embargo, está situado en uno de los puntos más vigilados y tal vez peligrosos de todo el mundo.

Paraje del Área 51 – Autor: Airwolfhound (Flickr)

Aquellos escépticos que hayan esbozado una sonrisa al comprobar que hasta ahora nos hemos referido a lugares donde reina la fantasía aprobarán esta sugerencia: ¿Qué tal viajar a la máquina más grande jamás construida por el ser humano y al que es sin duda el ingenio que más hará avanzar a la ciencia en el futuro? Naturalmente, hablamos del CERN, el acelerador de partículas subterráneo que se sitúa entre Francia y Suiza. Un colosal anillo de 27 km de circunferencia en cuyo interior colisionan las partículas más pequeñas que existen. Tal vez una visita no baste para comprender la complejidad de los experimentos que allí se están desarrollando, pero la sensación de estar en el lugar donde se están desentrañando misterios como la existencia de dimensiones paralelas o la posibilidad de los viajes en el tiempo debe ser muy especial. Cualquier mente geek debe estremecerse al descender bajo los Alpes y contemplar con sus propios ojos un “mega gadget” que haría las delicias del Sheldon Cooper de Big Bang Theory.

¿Cuál de estos sitios querría visitar el geek que llevas dentro? ¿Has estado en alguno de ellos o nos quieres recomendar otro para la lista?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies