Las películas preferidas y detestadas de los Óscar

Cuenta atrás para los Óscar de Holywood, así que ya puedes empezar a elaborar tu quiniela de estatuillas para este año, cuya gala se celebrará el próximo 22 de febrero. Si nos fijamos en el número de candidaturas, está claro que las grandes favoritas en esta edición son Birdman y El gran hotel Budapest.

Birdman y El gran hotel Budapest, dos de las favoritas
La primera, firmada por el mexicano Alejandro González Iñárritu, tiene nueve nominaciones a los Óscar de esta 87 edición, entre ellas grandes categorías como mejor película, mejor director y mejor guión original. Birdman es una película audaz, divertida e impredecible con un reparto impecable que borda esta tragicomedia deslumbrante. El duelo entre Michael Keaton y Edward Norton (nominados como mejor actor y mejor actor de reparto, respectivamente) es brillante. Es loable cómo renace Keaton en esta película, tras años perdido en papeles menores.

El gran hotel Budapest, de Wes Anderson, con otras nueve estatuillas, también está entre las quinielas de favoritas. Eso sí, el cine de Anderson no es apto para todos los públicos. Y, en esta línea, El gran hotel Budapest entusiasma a algunos y resulta rara para muchos espectadores. La filmografía de Anderson es brillante y original, muy original. En El gran hotel Budapest nos muestra la historia de Ralph Fiennes, un extraño conserje de un hotel decimonónico, obligado a huir tras ser acusado falsamente de un asesinato. Y todo en medio de una estética de comic en la que la acción discurre a un ritmo trepidante.

En la interminable lista de nominaciones hay para todos los gustos. Y aunque no sean candidaturas principales, se cuelan películas como El Hobbit, la batalla de los cinco ejércitos, nominada al mejor sonido, donde por muy fan que seas del universo de Tolkien, puedes acabar realmente cansado de batallas en un largísimo metraje de 144 minutos que, en ocasiones, carece del ritmo y brío necesario para mantener la atención del espectador. Y claro, cuando empiezas a removerte en el asiento del cine y a mirar el reloj es que algo, o mucho, no funciona.

Merly Streep está nominada (cómo no) por su papel de bruja en Into the Woods, una película que promete más de lo que ofrece. Llama la atención que Disney, ese universo en el que los buenos son buenísimos y los malos malísimos, produzca la adaptación a la gran pantalla de este musical de Broadway, una fantasía oscura que da una vuelta de tuerca a los clásicos de los hermanos Grimm. Una buena idea que al final está algo desaprovechada, sobre todo porque sobra metraje y no consigue despertar esa magia que busca el espectador cuando se acerca a una historia de estas características.

Reese Whiterspoon está nominada como mejor actriz en Wild (Alma salvaje), una de esas historias de búsqueda personal que tanto gustan en Hollywood. Pero la película, sobre una escritora famosa que debe volver a encontrarse después de recibir el mazazo de la muerte de su madre debido a un cáncer, peca de sentimentalismo y parece haber sido escrita para mayor gloria de la actriz protagonista. Vamos, de esas películas que huelen a interpretación pensada para los Óscar desde el minuto uno.

¿Cuáles son tus favoritas para estos Óscar?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR