La tecnología (ficticia) de los ochenta y noventa nos rodea en la actualidad

Te proponemos un juego: Hazte unas palomitas, ábrete un refresco y revisa alguna película de tu infancia, RoboCop o Star Wars, por ejemplo, para descubrir que muchas de las tecnologías que nuestros protagonistas preferidos usaban entonces para aniquilar a los malos se han hecho realidad. En esos tiempos alucinábamos con los aparatitos que nuestros héroes utilizaban con destreza y ahora apenas nos percatamos de que esos avances son ahora una herramienta habitual.

Robocop

Foto: JD Hancock – Flickr

Tampoco vamos a negarte que aún falta tiempo para que todos esos gadgets se hagan realidad, como la máquina del tiempo por ejemplo, pero ¿te has parado a pensar cuánto de nuestra vida cotidiana de la actualidad adelantaron nuestras películas favoritas de hace 10, 20, 30 o incluso 40 años?

Muchos de vosotros ahora estaréis leyendo este artículo en el sofá con vuestra tableta, mientras picoteáis algo. Una imagen muy cotidiana para nosotros y una escena rodada en 1968, fecha en la que se lanzó 2001: A Space Odyssey. Stanley Kubrick ya sabía hace 47 años lo cómodos que son estos aparatos.

Aún no sabemos qué pasará con las Google Glass, pero lo que sí es cierto es que ya son varios los afortunados alrededor del mundo que pueden sentirse como RoboCop con ellas puestas. Era fascinante ver cómo el oficial Murphy podía hacer justicia gracias a la información real que recibía de su visor. Y aunque igual no están preparadas para acabar con el crimen de la calle, estas gafas de Google sí que hacen su función de ‘real time’ con sus usuarios.

Otras tecnologías ya existentes, pero al alcance aún de muy pocos son la realidad virtual, el coche que circula solo o los hologramas. Y cada uno de ellos ya los hemos visto en escenas de películas como si se tratara de imaginaciones locas de un director de cine que jamás traspasarían las pantallas.

Oculus Rift, las gafas que permiten disfrutar de una experiencia de realidad virtual, tiene un precedente en el cine, concretamente en la película Tron.

¿Y quién no se quedó boquiabierto con los hologramas de Star Wars? Desde ese momento todos pensábamos ya que el teléfono era un invento muy antiguo, ése era el futuro de la comunicación y lo queríamos en la vida real.

Google explicaba hace unos días que su coche autónomo había tenido 11 accidentes durante sus primeras pruebas de conducción. ¿Mucho? Eso lo dejamos en manos de los expertos, pero cuando lo veíamos en películas como I Robot o Minority Report no pensábamos que eso fuera a ocurrir en ningún momento. Incluso a día de hoy hay muchos escépticos. ¿No te quedarías un poco asombrado si te adelantara por la autopista un coche sin conductor?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR