El reloj, el GPS, el MP3… ahora el móvil quiere acabar con las llaves

La del portal, la del garaje, la de la tienda… ¡No va a haber puerta que se te resista! Dos emprendedores españoles –Marc Collado e Ignacio Vilá- han creado una app móvil llamada iomando con la que puedes abrir cualquier puerta electrificada o automatizada, en sólo tres clics.

Cada vez se pueden hacer más y más cosas con los teléfonos móviles. Es el centro de nuestro universo… o un gran agujero negro.

Primero, absorbió al reloj, que ha quedado relegado casi a un objeto de coleccionista. El smartphone le ha declarado también la guerra al GPS, a la agenda de toda la vida y al MP3.

Lo puedes usar como mando de televisión, y si tienes una smart TV incluso puedes sincronizar ambos aparatos y visualizar en pantalla grande todo lo que haces en la pequeña.

El smartphone puede sustituir también a la cartera: a través de PayPal o cualquier de los wallet digitales existentes, puedes comprar no sólo en Internet, sino en cada vez más comercios físicos.

Pues desde ahora, además del reloj, el GPS, la agenda, el MP3, el mando y la cartera, puedes desprenderte del manojo de llaves y de las tarjetas de acceso.

Para poder abrir una puerta con la app iomando hace falta lo siguiente: instalar un pequeño aparato denominado iobox que se conecta a la luz y que se puede comprar en un distribuidor autorizado (sirve para vincular la puerta con tu móvil), darse de alta como administrador en la consola online de iomando y, por supuesto, descargarse la app. Una vez hecho esto, abrir la puerta de garaje te costará apenas 3 clics: uno para desbloquear el teléfono, otro para abrir la app y un último para abrir la puerta.

Disponible para iOS y Android, su administrador puede dar permisos a amigos, familiares o trabajadores para abrir cualquier puerta y decidir los horarios de entrada que puede tener cada uno. Además, se puede limitar el radio de detección para la apertura de la puerta y controlar los accesos viendo un registro de qué móvil ha abierto la puerta y a qué hora.

Desde la empresa señalan que mientras un mando del garaje cuesta unos 40 euros, con iomando sólo pagarás 3 euros al año.

Sólo le vemos un pequeño inconveniente: tiene que ver con el peligro de que un pirata informático haga de las suyas. Si te hackean el móvil, podrían entrar en tu garaje, cargar o descargar la batería del coche (si es eléctrico)… y lo que es peor, abrir la puerta y adiós coche.

No seamos pesimistas. Lo cierto es que las apps nos facilitan mucho la vida. Gracias a las aplicaciones móviles podemos hacer (casi) todo lo que imaginemos: chatear y hablar gratis con nuestros amigos, acceder al PC de tu oficina –puedes quedarte en pijama en el sofá, tu jefe ni se enterará!-, encender la calefacción del coche unos minutos antes de cogerlo –perfecto para los días más fríos de invierno-, acceder a la recetas de cocina de los mejores chefs del mundo, o saber de antemano dónde hay una plaza de párking libre.

¡Más de un millón de apps en la App Store y otras tantas en Google Play dan para mucho!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR