El 3D y los mareos

Hace unos días os comenté acerca de algunos Mitos sobre los Televisores 3D. A raíz de ese artículo recibí varios comentarios de amigos que me aseguraban que ver 3D les producía algunos problemas, como dolores de cabeza y mareos.

Aunque tenemos películas en 3D desde los años ’50, aún hay poca experiencia y pocos estudios independientes sobre sus efectos. Sin embargo, es claro que el contenido en 3D puede producir mareos a algunas personas, cuanto más profunda sea la imagen en la pantalla.

Algunos fabricantes ya incluyen mensajes advirtiendo de los efectos secundarios de las pantallas 3D, como “mareos, náuseas, desorientación, cansancio ocular y desequilibrios en la postura”. Pero estos efectos no nos afectan a todos de la misma manera.

Por qué podemos marearnos?

Al tener imágenes en 3D nuestros ojos tienen que realizar un esfuerzo para ajustarse a la profundidad del contenido, lo que genera malestar, fatiga ocular y la sensación de mareo que puede terminar en dolores de cabeza.

Este efecto se denomina convergencia acomodativa.

El impacto puede ser aún mayor si las imágenes se mueven deprisa, ya que nuestra vista realizaría un mayor esfuerzo.

También nos puede estar afectando una distancia inadecuada, generalmente estar muy cerca de la pantalla; como sucede con los televisores y pantallas de ordenadores, o al sentarnos en las primeras filas en el cine (aquellas más cercanas a la pantalla).

Y también si la imagen tuviera mucha profundidad y objetos o detalles de fondo. O sea cuando hay objetos en el fondo que están “a gran distancia” de los que están al frente.

Pero ….

Cómo podemos evitarlo?

Nosotros poco podemos hacer. Está más en manos de los fabricantes de dispositivos de proyección en 3D y de los desarrolladores de contenidos.

Pero poco es mucho más que nada!,

Podemos:

  1. Buscar una distancia más adecuada y así reducir el ángulo visual. En general esto significa alejarnos de la pantalla.
  2. Utilizar las gafas recomendadas por el fabricante. Las gafas están desarrolladas para crear el efecto 3D a partir de una señal generada por un dispositivo, no valen para todos. Ten en cuenta que las gafas sólo son para ver en 3D!.
  3. Evitar que los dispositivos estén vibrando mientras estamos viéndolos para evitar la multiplicación del efecto.
  4. Ver 3D en zonas frescas o bien ventiladas, evitando olores desagradables.
  5. Mascar chicle o comer, por ejemplo, caramelos o palomitas, porque ayuda a reducir los efectos negativos del conflicto entre la visión y el equilibrio.
  6. Colocar luz tenue para reducir el contraste y así el esfuerzo que hará nuestra vista.
  7. Evita el dúo 3D y cansancio, al igual que 3D y alcohol. El alcohol y el cansancio pueden potenciar los efectos negativos.
  8. Ver en 3D nos produce más cansancio, por lo que no deberíamos permanecer mucho tiempo sin descansos.
  9. Y por último, no vendría mal consultar a un oculista, ya que estos malestares podrían estar escondiendo algún otro problema de visión como, por ejemplo, ceguera estereoscópica o presbicia. Especialmente si los malestares no se van rápidamente después de dejar de ver las imágenes en 3D.

Y no olvides que el 3D no es recomendable para embarazadas, personas con problemas de corazón, mareos frecuentes, historia de epilepsia o ataques, ni para niños de menos de seis años. No sé por qué, pero es lo que se incluye en casi todos los manuales de estos equipos….

No puedo decir que el 3D como lo conocemos hoy vaya a quedarse mucho tiempo, pero sí que la tecnología que utiliza va a seguir mejorando. Mientras tanto ayudemos a tener agradables experiencias en 3D.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR