Cómo manejar tu ordenador a través de un dispositivo Android

Algo tan útil, sencillo y necesario como esto debería ser bien conocido por todos. Pero como seguro que no es así, hacemos ¡chas!, aparecemos a tu lado y te contamos cómo hacerlo. Cuando acabes de leer esto serás más sabio, más poderoso y podrás hacer más cosas que antes.

En primer lugar tienes que instalar en el ordenador que quieras controlar con tu Android el navegador Chrome. ¿Lo tienes? Ábrelo. Dirígete a la Chrome Web Store, ese increíble escaparate de aplicaciones que tantas joyas ocultas contiene. Busca el “Chrome Remote Desktop” (Escritorio remoto de Chrome), descárgalo e instálalo. Completada esta acción, se te preguntará si deseas configurar el programa para recibir asistencia desde otro equipo o prefieres permitir el acceso completo a ese ordenador. Elige esta segunda opción. Para ello tienes que permitir que se habiliten las conexiones remotas. O sea, que se inicie sesión en ese PC desde otro equipo –que será tu móvil o tableta Android-.

Para que tu ordenador no se convierta en un coladero y la seguridad esté garantizada, también se te solicitará que establezcas un PIN o número de seguridad de seis cifras. Recuérdalo bien o apúntalo porque necesitarás introducirlo cada vez que quieras iniciar sesión en ese ordenador. Después de esto ya tienes tu PC perfectamente equipado para poder controlarlo desde un dispositivo Android. Ahora, vamos a configurar ese dispositivo Android, que es el otro terminal que conformará esta especie de mini red que estamos construyendo.

El proceso es el mismo, pero adaptado a las características del mencionado dispositivo (un Smartphone o una tableta Android).- Así que, desde ese dispositivo, entra en Google Play, descarga e instala la app “Escritorio remoto de Chrome”. Igual que antes, o sea, facilísimo. Después de hacerlo, abres la aplicación y verás una lista de los PCs a los que tienes acceso desde ese terminal. Como te hemos dicho antes, necesitarás verificar el PIN que tú mismo elegiste y si no ha habido errores podrás ver la pantalla del escritorio de tu ordenador igual que si estuvieras sentado delante de ella. A través del menú podrás llevar a cabo cualquier acción, abrir los programas que tengas instalados, manipular los iconos y activar los accesos directos… resulta casi increíble tener todo tu PC al alcance de la mano desde el móvil o la tableta.

Por último, algo muy importante: cuando termines de trabajar con esta conexión, es muy aconsejable que cierres la sesión con la opción “dejar de compartir”. Por si las moscas y también para evitar acciones involuntarias.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies