Alibaba y los cuarenta billones

Amazon es una empresa grande, muy grande. Y eBay también lo es, enorme. Pero Alibaba es mayor que ambos juntos. Fin del post.

Bueno, no, vamos a explicar algo más… Érase una vez un inquieto profesor de inglés de origen humilde que vivía en la provincia china de Hangzhou. Su interés por la tecnología le llevó a construir páginas web para empresas de su país que –corría el año 1995- empezaban a vislumbrar el potencial de Internet. Poco más de una década más tarde, Jack Ma, que así se llama nuestro protagonista, consiguió con su empresa Alibaba hacerse con el 84% del comercio electrónico en China. Siete de cada diez paquetes postales enviados en aquel país tienen su logotipo. Piensa acaparar el 10% del mercado de la telefonía móvil en cuanto el Gobierno de su país liberalice el mercado, va a crear su propio sistema operativo y su influencia es tal que ya se habla de la “Alipeople”, la gente que se mueve inspirada por sus principios y filosofía. Un ejemplo: “Si tenemos un buen equipo, y sabemos lo que queremos, cada uno de nuestros hombres puede valer por diez americanos”. Ahora Jack Ma planea la salida a bolsa de Alibaba y puede batir todos los récords.

El año pasado, Alibaba movió más de 200.000 millones de euros, una cifra que supera a las manejadas por los mencionados Amazon y eBay juntos. Si las previsiones de los expertos son acertadas, su debut en Wall Street sería el más importante de una empresa china en toda la historia y también el mayor en volumen de oferta de acciones en cuanto a empresas de tecnología se refiere. Sí, podría superar incluso a Facebook. Y eso que solo saldrá a la venta un 12% de la compañía. Con cifras así, el imperio de Ma compartiría el olimpo de los colosos tecnológicos mundiales junto a Apple y Google. Nadie más le haría sombra en el sector.

Aunque parezca algo increíble, lo cierto es que el desmesurado tamaño de este bazar on line es simplemente la consecuencia lógica de dominar el mayor mercado del planeta: China. Solo la mitad de sus 1.350 millones de habitantes están conectados a Internet, lo que hace pensar que el futuro pinta muy bien para Alibaba y otras empresas como Dealextreme, que después de copar el mercado doméstico se están animando a saltar al exterior. Y por eso no es de extrañar que, si se presenta la oportunidad de sacar tajada en forma compra de acciones, los inversores occidentales estén sacando sus chequeras.

Los expertos en márquetin del resto del mundo tienen poco éxito a la hora de captar consumidores en China: el propio Jack Ma se enorgullece de conocer bien a sus compatriotas y detalles como facilitar el regateo por chat entre comprador y vendedor han hecho que los clientes chinos prefieran Alibaba a cualquier otra tienda online. Por supuesto, abundan las imitaciones, las baratijas y los productos de calidad ínfima, pero en conjunto en ningún otro sitio se puede comprar tan barato y con tanta variedad y, en conjunto, las cifras del negocio son fabulosas.

No está mal para un profesor de inglés que nunca fue a la universidad y que, con la ayuda de 17 amigos que juntos reunieron unos nueve millones de las antiguas pesetas. Hoy, Alibaba está cerca de valer valer 40 billones de esas pesetas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies