Actualización iOS 8.3 ¿qué novedades trae?

Admitámoslo: normalmente actualizamos las aplicaciones, sistemas operativos, firmwares, softwares y demás sin pensarlo mucho. Es lógico pensar que una actualización por parte del fabricante es una mejoría que suele enmendar errores y a veces incorporar cosas nuevas. Es el caso de la nueva versión 8.3 de iOS, una actualización que tiene muchas razones para ser considerada diferente a las demás. Por ejemplo, se trata de la primera versión de iOS con soporte al programa de beta testers, además de aportar importantes novedades para los usuarios y un buen número de bugs y errores resueltos. Pero veamos si es oro todo lo que reluce y si esta nueva actualización del sistema operativo mejora nuestros dispositivos de Apple, especialmente el iPhone.

iPhone con iOS 8.3

Una actualización importante

Sin duda, la novedad más importante de iOs 8.3 es el nuevo set de emojis. No, en serio, la panoplia de emoticones que Apple ha incluido en esta nueva edición de su sistema operativo ha dado mucho que hablar. El problema surgió cuando los rostros de algunos muñequitos reflejaban de manera bastante pobre y discutible la diversidad étnica que de manera tan políticamente correcta promulga Cupertino. La rectificación que llevaron a cabo tras las numerosas críticas de medios y usuarios no arregló las cosas y resultó aún más desafortunada y un tanto hilarante. La voluntad debía ser buena, pero la realización fue… menos que buena.

Nuevos emoticonos de iOS 8.3

Una verdadera ventaja del nuevo iOS es la posibilidad de hacer llamadas a través de WiFi, pero como tantas otras cosas, solo los clientes de operadoras estadounidenses o británicas podrán disfrutar de esta prestación. Por otro lado, si eres uno de esos pioneros de la ciencia con un coche preparado para usar CarPlay, podrás conectar tu iPad o iPhone al mismo sin cables ni nada. De nuevo, una apuesta de futuro que a día de hoy es un tanto elitista. En cuanto a seguridad, iOS 8.3 incorpora algunas facilidades para llevar a cabo la verificación en dos pasos de Google mediante códigos, algo muy de agradecer para quien lo necesite. Asimismo, el spam en tu correo electrónico quedará filtrado de una manera bastante eficiente gracias a la opción de iMessage de “filtrar mensajes desconocidos” (Ajustes-Mensajes).

Cambios, para bien y para regular

La asistente virtual Siri también se ha actualizado en esta versión y por ejemplo atenderá nuestra petición de hacer llamadas usando el altavoz. Para ello bastará que añadamos “en altavoz” a la orden de llamada correspondiente. Otra novedad: si así lo deseamos, podremos instalar aplicaciones gratuitas de la Store sin tener que introducir nuestra contraseña todas y cada una de las veces. Y hablando de contraseñas y seguridad, uno de los principales problemas que se han detectado en esta actualización son los fallos del Touch ID, la identificación de usuario mediante la huella dactilar. Aunque, ya se han encontrado soluciones provisionales, no deja de sorprender que a estas alturas una de las características más emblemáticas del iOS siga arrastrando fallos.

Lo cierto es que resulta bastante aconsejable –no solo en este, en todos los casos- hacer una copia de seguridad antes de instalar cualquier actualización relevante, yeste es el caso de la 8.3. Aún está por ver si todas las aplicaciones, o al menos las más importantes, mantienen su buen funcionamiento y estabilidad con este nuevo firmware. Algunos usuarios han detectado problemas con la recarga de la batería, la visualicación de canales de televisión e incluso comportamientos extraños con la agenda de contactos, como nombres borrados, así como fallos en Whatsapp a la hora de mandar mensajes de voz. Es de suponer que la mayoría de estas cuestiones queden solucionadas en una próxima actualización 8.3.1. Todas las actualizaciones remedian unas cosas y trastocan otras, es inevitable.

Otra advertencia sobre iOS 8.3

Un aviso a tener en cuenta es que aquellos usuarios que deseen hacer un “Jailbreak” en su iPhone deberían contentarse con llevar a cabo este “hack” con la versión inmediatamente anterior a la vigente en los dispositivos Apple. Es decir que, como acaba de salir la versión 8.3, lo más prudente sería hacer Jailbreak en la 8.2 para evitar problemillas. En general, se puede decir que esta actualización aporta alguna que otra mejora, pero acarrea un número equivalente de pequeños fallos que, de ser completamente solucionados en una próxima actualización 8.3.1, mantendrán a iOS en forma y capaz de contentar a la mayoría de sus clientes.

Tags:Apple

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR